Nueva Temporada Top Health

El GAP es una clase colectiva de tonificación dirigidas por un monitor que se centran en el trabajo de glúteos, abdomen y piernas. Se trabajan estos grupos musculares mencionados anteriormente de forma aislada durante media hora. Normalmente, el monitor dirige la clase en función de la música para motivar y apoyar a los que están entrenando. El GAP se adapta a todos los niveles de fuerza y técnica y también a cualquier edad. Esto se debe a que el esfuerzo se puede regular y adaptar, así como los tipos de ejercicios o el número de repeticiones.

Por otro lado, al GAP se puede asistir con ropa cómoda deportiva y se precisa de una superficie amplia y sin obstáculos para poder entrenar sin molestias. De manera complementaria, se puede entrenar con elementos accesorios para hacer un trabajo más completo y eficaz, como por ejemplo picas o barras de peso, mancuernas, colchonetas..

El GAP se ha puesto de moda

Como comentamos, este tipo de entrenamiento se ha puesto muy de moda entre los gimnasios por muchos motivos. Por ejemplo, ayuda a combatir la celulitis, problema que preocupa a muchas mujeres. Favorece el equilibrio muscular de la cadera y el fortalecimiento de los glúteos. Sin olvidarnos del coreo zona abdominal. El GAP fortalece la zona media del cuerpo, trabajando el suelo pélvico, que ayuda a evitar problemas de escape de orina en personas de la tercera edad. Por último, tener unas piernas fuertes ayuda a la estabilidad del cuerpo en general.

Los gimnasios incorporan este servicio por todo estos beneficios y la facilidad que se tiene para entrenar. Es una actividad que cada vez gusta más y que no deja de crecer en adeptos.

¿Cómo es una clase de GAP?

Normalmente, las clases de GAP suelen durar entre 45 minutos y una hora. Y tienen la siguiente estructura:

  • Calentamiento de unos 10 minutos.
  • Ejercicios específicos de GAP entre 20 y 30 minutos
  • Trabajo aeróbico/cardiovascular durante 20 minutos
  • Sesión de relajación y estiramiento de unos 5 minutos

Aunque esta es la estructura que se suele manejar, no es fija. Sino que estamos ante un tipo de entrenamiento que puede variar bastante en función de lo que se busque. Se puede aumentar el tiempo de trabajo de ejercicios específicos de GAP si buscamos mayor trabajo muscular y de fuerza, mientras que si aumentamos el trabajo de cardio, estaremos centrándonos en resistencia. Será siempre el entrenador el que marque estas pautas o rutas a seguir, considerando también que «cada maestrillo tiene su librillo» y que los monitores diseñan los entrenamientos en base a sus conocimientos y a su experiencia. Es más, está científicamente probado que el orden de los bloques de entrenamiento no afecta al resultado, siempre y cuando se mantengan volúmenes de trabajo equilibrados, y frecuencias parejas. Por lo que esto le da al monitor mucha flexibilidad a la hora de diseñar sesiones de entrenamiento.

Beneficios del GAP

Teniendo en mente todo lo que os acabamos de contar, las clases de GAP tienen todos estos beneficios:

  • Fortalecen y tonifican glúteos, piernas y abdomen.
  • Favorecen la definición de músculos y un cuerpo estético
  • Corrigen problemas posturales y de espalda
  • Aumenta la fuerza del tren inferior del cuerpo: Abductores, glúteos, cuádriceps..
  • Prevención de problemas de incontinencia gracias al fortalecimiento del suelo pélvico

que es el gap 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.