Actividades

El entrenamiento de alta intensidad, también conocido como HIIT (por las siglas en inglés de High Intensity Interval Training) es un tipo de entrenamiento de alta intensidad cardiovascular. Este suele durar entre 5 y 45 minutos y se centra en la realización de ejercicios de gran esfuerzo concentrados en rutinas cortas. Es un tipo de entrenamiento muy beneficioso al que se recomienda, al menos, tener un mínimo de forma física ya que puede tener efectos contraproducentes en personal sedentarias o que no estén preparadas, incluso por salud, para realizar este tipo de esfuerzos.

Si crees que estás preparado para entrenar duro y aceptar el reto de un entrenamiento HIIT en Top Health te podemos asesorar, así como impartir clases donde te pondremos a prueba. Para mostraros lo positivo que puede resultar este entrenamiento, os dejamos 5 beneficios o ventajas del entrenamiento de alta intensidad.

Ventajas del entrenamiento de alta intesidad / HIIT

  • Alto consumo calórico: En muy poco tiempo con este tipo de entrenamiento quemarás muchas más calorías que con otro tipo de entrenamiento. Al estar trabajando en rangos de intensidad mayores y en menor espacio de tiempo, con sus correspondientes descansos periódicos pero recortados, el esfuerzo es mucho mayor por lo que necesitamos más energía y consumos más calorías.
  • Favorece la pérdida de grasa: Existen numerosos estudios que demuestran que a través del HIIT se adelgaza, y a su vez se pierde más grasa. En consonancia con lo anteriormente dicho, a mayor intensidad mayor esfuerzo, por lo que consumimos más energía y, por consecuencia, comenzamos a tirar antes de grasas y otras sustancias de nuestro cuerpo.
  • Te ayuda a tonificar cuerpo y músculos: El entrenamiento HIIT no es presumiblemente una rutina específica para ganar volumen, pero sí que ayuda a tonificar y fortalecer tus músculos. Definirás mejor tu cuerpo y aumentarás en resistencia muscular.
  • Mejora tu salud cardiovascular: Estudios han demostrado que los entrenamientos de alta intensidad mejoran el ritmo cardíaco y el riego sanguíneo. Así como mejoran nuestro sistema cardiovascular y lo preparan para esfuerzos de media y alta intensidad. 
  • Mantiene el nivel de azúcar en sangre: El nivel de concentración de azúcar en sangre, un índice que debemos controlar, se puede incluso reducir con este tipo de entrenamientos de manera continuada. Además, este tipo de entrenamientos es beneficioso en algunos casos para personas que padecen la enfermedad de Diabetes Tipo II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *