Top Consejo

¿Cómo usar la elíptica correctamente en el gimnasio?

Saber cómo usar la elíptica correctamente en el gimnasio es fundamental para alcanzar los objetivos marcados. Es sin duda, una de las máquinas más utilizadas en el gimnasio. Podría decirse que es el paso intermedio entre caminar y correr. Además, es la máquina idónea, tanto para los principiantes como para los más veteranos del gym. Sin embargo, si no la utilizamos correctamente, estaremos desaprovechando las principales ventajas de la elíptica. Por esta razón, hoy vamos a aprender cómo utilizar la elíptica en el gimnasio.

Cómo usar la elíptica correctamente

Algo que debemos aclarar es que la cantidad de calorías quemadas en cada sesión dependerá de la optimización de la máquina, la velocidad utilizada y el nivel de resistencia que hayamos escogido. Pero por lo general, se pueden quemar en torno a 270 y 400 calorías en solo 30 minutos. Aunque siempre entrarán en juego diversos factores, como el metabolismo o la alimentación que llevemos a cabo.

Si nuestro objetivo es perder peso, debemos tener en cuenta ciertos aspectos. Además, si entrenamos de forma adecuada, obtendremos más beneficios. Para ello, es fundamental mantener una buena postura, con la cabeza firme sobre los hombros, y los hombros, por delante de las caderas. Si también queremos trabajar la parte superior del tronco, debemos empujar y tirar de forma activa de los mangos y no solo aferrarnos.

En cuanto al movimiento de los pies, es importante que sean impulsados por uno mismo y que no provenga de los pedales.

También, es importante revisar la velocidad. Si vamos demasiado rápido en una rutina de elíptica, podríamos estar comprometiendo a los músculos, por lo que, puede llegar a ser contraproducente hacerlo demasiado apresurado.

Esta es la postura correcta en la elíptica

Como hemos visto, la elíptica nos permite poner todo nuestro cuerpo en movimiento, tanto el tren superior como el inferior. Mantener la postura correcta en la elíptica es vital para beneficiarnos de sus amplias ventajas.

Cuando nos subimos en una elíptica, lo primero que colocamos son los pies en los pedales. Lo ideal es colocarlos en el centro, manteniendo una postura erguida a través de la elongación axial, que es la activación de la musculatura profunda abdominal, la musculatura lumbar y los erectores espinales.

La colocación del pie es crucial, ya que, si los ponemos demasiado atrás, nuestro tronco deberá inclinarse demasiado, perdiendo estabilización. De igual forma, si los colocamos demasiado pegados al borde delantero, podemos correr el riesgo de echar nuestro peso sobre los dedos, lo que puede provocar que se nos duerman los pies.

En cuanto a las manos, estas deben agarrar las barras móviles a la altura del codo, dejando ligeramente flexionados los brazos. Hay ocasiones en las que, por nuestra propia altura, puede que no lleguemos bien a los sensores de la frecuencia cardíaca. Es mejor agarrarnos desde más abajo que perder la postura correcta, ya que, cuando las barras van hacia adelante, se pierde estabilidad y se tiende a realizar un pequeño giro molesto en la columna.

La cintura pélvica (pelvis) y la cintura escapular (hombros y clavícula) deben mantenerse alineadas y paralelas entre sí, siguiendo un ligero balanceo. Los hombros deben estar relajados y abajo, y la cabeza al frente con el pecho erguido.

En relación al calzado adecuado para usar la elíptica, puede ser cualquiera que permita mover los dedos de los pies libremente. Es decir, con la puntera ancha y con espacio suficiente para evitar que nos comprima los dedos.

Principales ventajas de usar la elíptica

Las ventajas de usar la elíptica son numerosas. Veamos algunas de las más importantes:

  • Ayuda a disminuir la pérdida de minerales en los huesos que soportan el peso.
  • Como los pies nunca salen de los pedales, se evita el impacto que sufrimos por ejemplo cuando corremos. Es un entrenamiento más cómodo y silencioso. Gracias a esto, la elíptica es ideal para recuperarse de las lesiones.
  • Con la elíptica trabajamos numerosos grupos musculares. En la parte inferior del cuerpo: glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos. En el tronco superior: laterales, pectorales, bíceps y tríceps.
  • Es ajustable y personalizable, por lo que, podemos indicar la resistencia y la inclinación para alcanzar los objetivos marcados.
  • Se reducen los niveles de estrés, mejorando el estado de ánimo y estimulando el sistema inmunológico. De esta forma, disminuimos también el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la obesidad.

Ante cualquier duda, no olvides que puedes preguntar cómo usar la elíptica correctamente a los monitores y entrenadores del gimnasio. En TOP Health contamos con un gran equipo de profesionales del deporte que te guiarán en tu camino de ponerte en forma. De esta forma, harás los ejercicios adecuada y eficazmente, con el fin de conseguir los objetivos marcados mucho antes que si lo hiciéramos de forma incorrecta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.