Nueva Temporada Top Health

Todos nosotros tenemos la máquina más perfecta que existe en la naturaleza: el cuerpo huma a esta pregunta que te habrás formulado muchas veces no. Pero, ¿sabemos realmente cómo funciona?

Consideremos el cuerpo humano como si fuera un coche. Existen muchos tipos de coches diferentes, de la misma forma que hay muchos cuerpos diferentes, pero todos tienen algo en común: básicamente están formados por los mismos elementos. El cuerpo y los coches necesitan un motor para poder moverse y realizar sus funciones. Y debemos recordar que todos los motores necesitan algo para funcionar: el combustible. Qué significa esta palabra? El combustible es de donde los motores obtienen la energía que les permite funcionar. En el caso de los coches este combustible es la gasolina. El cuerpo humano también necesita una «gasolina» de la que pueda extraer energía.

Volviendo al ejemplo anterior, el coche está formado por diversos elementos sistemas o «aparatos»: el sistema eléctrico, el motor, la carrocería, el tubo de escape, el depósito de la gasolina, las ruedas y otros muchos. De igual manera, el cuerpo humano también está formado por diferentes sistemas y aparatos. Cada aparato y cada sistema tiene una función determinada. Es difícil comprender la diferencia entre los términos sistema y aparato cuando se aplican al cuerpo humano. Por regla general, se denomina aparato a un conjunto de órganos que funcionan de forma coordinada, realizando una función que es la suma de las acciones de cada uno de los órganos. Un sistema es un conjunto de órganos constituidos por los mismos tipos de tejidos que se distribuyen por todo el organismo y desempeñan las mismas funciones. A continuación se muestran los sistemas y aparatos más importantes.

Es imprescindible para obtener un rendimiento positivo y poder realizar deporte en condiciones que todos estos sistemas y aparatos del cuerpo humano se encuentren en buen estado. Si no es así, la realización de cualquier deporte de intensidad media o alta podría ser contraproducente para la salud.

El sistema nervioso

Es como un ordenador que se encarga de regular las funciones de todo el cuerpo humano. Es además el encargado de transmitir todas las sensaciones al cerebro y de enviar las órdenes a las distintas partes del cuerpo. Está formado por los nervios y el cerebro, principalmente.

El sistema cardiovascular

Está formado por el corazón y los vasos sanguíneos. La función principal de este sistema es conducir la sangre a todos los rincones del cuerpo. La sangre es el medio en el que se transportan los alimentos, después de haber sido asimilados por el aparato digestivo. También tiene una gran importancia en la defensa del organismo, ya que uno de sus componentes, los glóbulos blancos, son los soldados» del organismo que se encargan de anular cualquier elemento extraño que pudieran encontrar.

El sistema esquelético

Es la estructura que sostiene el cuerpo humano. Es el armazón en el que se apoyan todos los órganos del cuerpo. Está formado por los huesos y las articulaciones.

El sistema muscular

Formado por los músculos y los tendones. Se eJncarga realizar los movimientos y de apuntalar la estructura ósea. Hay más de 500 músculos en el cuerpo humano que consumen energía suficiente en un día como para iluminar tu habitación durante el mismo período de tiempo.

Aparato excretor

Encargado de eliminar las «basuras» del cuerpo humano. Pero debemos recordar que también la piel, mediante el sudor, y el aparato respiratorio, que expulsa material de desecho en la respiración, realizan parte de esta función. Al igual que el resto de los seres vivos, el cuerpo humano también puede reproducirse es la función principal del aparato reproductor.

El sistema respiratorio

Se encarga de llevar el aire al interior del cuerpo humano y expulsar el aire utilizado, junto con los productos de deshecho volátiles, al exterior. Está compuesto por la cavidad oral, las fosas nasales, las vías respiratorias y los pulmones. En los pulmones, los alveolos se encargan de realizar el intercambio gaseoso que consiste en la capta

El aparato digestivo

Se encarga de asimilar los alimentos que comemos. El proceso de la digestión convierte estos alimentos en sustancias que pueden llegar a la sangre y ser transportados por ella a los órganos que las necesitan. Estas sustancias son los productos finales de un largo proceso de «desintegración» de los alimentos, que se realiza en el aparato digestivo mediante algunos procesos mecánicos como la masticación y la actividad de una gran cantidad de enzimas que segrega el organismo. Estas sustancias serán convertidas en energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.