Nueva Temporada Top Health

¿Sabes lo que es el TRX? Descubre en qué consiste este entrenamiento

Si buscas un entrenamiento diferente en el que trabajar y tonificar el cuerpo y al mismo tiempo pasar un buen rato entretenido, el TRX puede ser una buena opción para ti. En los últimos años el TRX se ha convertido en una modalidad cada vez más popular en los gimnasios. Veamos en qué consiste, qué tipos de ejercicios podemos realizar y cuáles son sus principales beneficios.

¿Qué es el entrenamiento TRX?

El TRX (Total-body Resistance Exercise) consiste en un entrenamiento en suspensión marcado por un fuerte carácter funcional que mejora capacidades como la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Para ello, se utiliza una cinta de nylon resistente y regulable con un punto de anclaje en un extremo y un agarre en el otro para pies y empuñaduras.

En este entrenamiento, trabajamos con nuestro propio peso en suspensión. Esto se convierte en una ventaja ya que permite la adecuación al nivel y condición física de la persona que lo practica, por lo que es un tipo de entrenamiento adaptativo.

Gracias al entrenamiento TRX, se desarrolla positivamente en el equilibrio, la estabilidad y la fuerza de la parte central del cuerpo (CORE), generando grandes resultados en pocas sesiones, así como de las piernas y del bienestar general.

Ejercicios más comunes con TRX

Con este tipo de entrenamiento conseguimos realizar sobre todo ejercicios de tonificación para todo el cuerpo. Aunque los principales grupos musculares que se ejercitan son los del tren superior, en particular, los abdominales y los brazos. Para ello, se realizan los siguientes ejercicios:

  • Planchas en suspensión: con las manos o antebrazos apoyados y las piernas en los agarres de la cinta, procedemos a hacer una plancha abdominal. A partir de esta postura podemos realizar distintas variantes como encoger las piernas hacia el pecho y así entrenar con mayor intensidad.
  • Flexiones de pecho: con las manos en los agarres, podemos inclinar nuestro cuerpo hacia delante y recrear el movimiento de una flexión pectoral en el suelo. Si queremos una mayor resistencia, lo único que tendremos que hacer es inclinar más el cuerpo.
  • Remos: con el objetivo de tonificar la espalda, cogemos los agarres con las manos y nos inclinamos hacia atrás, sabiendo que cuanto más inclinada sea la postura, mayor resistencia encontraremos en el movimiento. Para ello, necesitamos flexionar los codos y llevar el cuerpo hacia arriba.
  • Sentadillas: con las manos en los agarres y de pie, hacemos una sentadilla echando la cadera hacia atrás, como si fuéramos a sentarnos. Las piernas deben formar un ángulo de 90°, bien alineadas con la cadera y los tobillos. En este ejercicio también podemos realizarlo con una única pierna o introducir saltos suaves para mayor intensidad.
  • Zancadas: en esta ocasión, colocamos la cinta en nuestra espalda y un pie en el agarre. El movimiento a realizar consiste en flexionar y bajar una pierna apoyándola en el suelo hasta formar 90° con cada una de las rodillas. Por supuesto, repetimos el ejercicio con la otra pierna también.

Para reducir los riesgos de lesiones, es muy importante realizar un calentamiento previo y conocer los diferentes ejercicios antes de practicarlos. También, hay que controlar al área lumbar, y hacer un trabajo conjunto con el abdomen al realizar las diferentes secuencias.

Beneficios del TRX

Entre los beneficios de practicar el entrenamiento TRX encontramos:

  1. Tonificación del cuerpo: gracias al uso del propio peso corporal, podemos aumentar la fuerza y la tonificación de los distintos grupos musculares.
  2. Adecuado para personas mayores: al contar con una amplia variedad de ejercicios y variantes, es muy fácil adaptar las rutinas a personas más mayores.
  3. Pérdida de peso: al trabajar prácticamente todas las partes del cuerpo, el gasto de energía es mayor.
  4. Bueno para problemas de espalda: frente a los problemas de espalda, en el TRX trabajamos el core, fundamental para reforzar esta zona y reducir la lumbalgia y los dolores de espalda.
  5. Disminución y rehabilitación de lesiones: el entrenamiento TRX es muy recomendado por fisioterapeutas y médicos especialistas del deporte para la rehabilitación de lesiones. Por otro lado, es un ejercicio que entrena los principales grupos musculares encargados de estabilizar el cuerpo lo que reduce la posibilidad de sufrir lesiones.
  6. Bajo impacto ideal para la masa ósea: gracias a la posibilidad de adaptar su dificultad, los ejercicios con TRX pueden ser de bajo impacto. Esto favorece que no se reduzca la masa ósea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.