Nueva Temporada Top Health

¿Conoces los increíbles beneficios que aporta la natación?

Bien es sabido por todos que la natación aporta numerosos beneficios a la salud. Es uno de los deportes más recomendados desde el entorno médico, tanto para patologías concretas como para la mejora del bienestar general. Si todo el mundo lo recomienda ¿por algo será no? Veamos algunos de los muchos beneficios que aporta la natación y por qué resulta ser tan saludable en el día a día de cualquier persona. Desde bebés hasta personas mayores pueden encontrar en la natación una vía para mejorar su psicomotricidad y el desarrollo y mantenimiento de su propio cuerpo.

Es un deporte de bajo impacto

Al ser un deporte acuático que se practica en el agua, el cuerpo pesa menos y flota con facilidad, lo que supone evitar el fuerte impacto de otras superficies duras como el asfalto típicas de otros deportes. Gracias al medio acuático, las articulaciones se desgastan menos y, por lo tanto, se preservan mejor en el tiempo.

Ayuda a calcificar

La natación también es recomendable para personas, especialmente mujeres que sufren osteoporosis tras la menopausia, ya que al nadar hacemos trabajar más a los músculos, los cuales tiran de los huesos, que calcifican.

Ayuda quemar calorías

Cuando practicamos natación podemos llegar a quemar desde 500 hasta 600 calorías por hora. Aunque este consumo energético puede variar de una persona a otra. Es el deporte perfecto para mantener un cuerpo fit y sano.

Tiene efecto antiaging

Practicar deporte, y más si es de bajo impacto, es fundamental para evitar problemas de movilidad, huesos y flexibilidad. Practicando natación, dichos problemas tardarán más en aparecer.

Aporta mayor flexibilidad y elasticidad

Al hacer natación, uno de los principales beneficiados es la musculatura, ya que poco a poco aumentaremos su flexibilidad y elasticidad con ayuda de los diferentes movimientos y estilos de natación. Para poder nadar, nuestro cuerpo utiliza la mayoría de los grupos musculares, tanto tronco superior como tronco inferior.

Las articulaciones se hacen más flexibles y los músculos se fortalecen. Debemos hacer especial mención a la espalda la cual es una gran beneficiadora de este tipo de ejercicios. Es por eso, que es un deporte aconsejable para quienes sufren dolencias en esta parte del cuerpo, además de problemas de cadera, hernias o lumbalgias. Sin embargo, tanto si sufres de dolor de espalda como de cualquier otro tipo de dolencia, es importante acudir previamente a la consulta de un especialista, ya que no siempre puede ser la mejor opción.

Combate enfermedades crónicas

Al tratarse de un deporte aeróbico de baja intensidad que se desarrolla durante largos períodos de tiempo, los niveles de glucosa en sangre se ven disminuidos, lo que produce mayor sensibilidad a la insulina. Además, la natación es un ejercicio perfecto para las personas con colesterol ya que ayuda a bajar sus niveles en sangre. Y, por supuesto, es muy beneficiosa para personas con asma, ya que mejora su calidad de vida.

Aporta beneficios neuronales y cognitivos

Se ha demostrado que cuando practicamos natación, los dos hemisferios cerebrales se ponen en marcha junto con los cuatro lóbulos del cerebro. Así, aumentan los enlaces neuronales y llega más oxígeno al cerebro, lo que se traduce en una mayor activación.

Beneficios psicológicos y mejora el estado de ánimo

Como en todo deporte, la sensación de bienestar aumenta gracias a la liberación, tanto de endorfinas como de tensiones musculares y del día a día. A esto, le sumamos que cuando nos sumergimos en el agua, nuestro cuerpo se relaja, reduciendo la sensación de estrés y mejorando síntomas psicológicos como los provocados por la depresión. Estás tú y el agua, sin mayores distracciones. Ayuda tanto a desconectar como a reflexionar, perfecto para ver las cosas de otra manera.

Aumenta concentración y favorece el aprendizaje

En los niños se han visto reflejados numerosos beneficios en torno al aprendizaje y la concentración, ya que como hemos visto antes, la natación activa los dos hemisferios y los cuatro lóbulos cerebrales que producen una mayor cognición y facilidad en el aprendizaje.

Desarrolla mayor resistencia

Gracias al aumento de la capacidad pulmonar y el fortalecimiento de los huesos que se produce al practicar natación, el organismo se hace más resistente. Esta resistencia, junto con la fuerza, la velocidad y la flexibilidad es una de las cuatro capacidades físicas básicas de nuestro cuerpo que toda buena rutina debe incluir.

Beneficios cardiorrespiratorios

El ejercicio aeróbico junto con los ejercicios respiratorios necesarios en la natación hace que haya una mejora en la circulación al haber una disminución de la frecuencia cardíaca. El corazón puede impulsar la sangre hasta un 18% más que antes de practicarla, y se mejora el consumo de oxígeno, aumentando hasta un 10%. Por lo que, gracias a la natación mejoramos el sistema respiratorio y aumentamos la capacidad pulmonar.

 

Recuerda que practicar deporte regularmente no solo se traduce en un aspecto físico más tonificado, sino que conseguimos mejorar nuestra calidad de vida y prevenir problemas de salud derivados del sedentarismo. No dudes en empezar en tu gimnasio en Córdoba y descubrir la actividad que más te guste entre nuestra gran variedad de ofertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.